· 

Cartulina y rotuladores cuando no hay imprentas

A estos días de confinamiento, que aunque son aburridos, se les puede sacar partido y aprovechar ese tiempo muerto de 24 horas haciendo muchas cosas, sobretodo creativas. Yo me he enganchado a pintar mandalas con rotuladores. Ya se que esto no es creativo, es pintar por pintar, pero creo he mejorado un montón manejando los rotulares con los que trabajo XD. Ya soy capaz de no dejar rastro y que todo quede uniforme y decidir plantillas de color sin tener que decidirlas con ayuda del Kuler. Suelo hacer mínimo una al día completa e incluso dos si no me duele el cuello. 

 

Bueno, a lo que voy. Aprovechando que estoy enredando con los rotuladores, me ha surgido la necesidad de tener que hacer una pancarta para un cumpleaños. Estos días están las imprentas cerradas por el Coronavirus y mi impresora es DIN A4 y lo que quería la clienta era por lo menos tamaño cartulina. Me había pasado el texto, y era largo y dibujarlo con letras bonitas y que me quede centrado, iba a ser un reto complicado. Cortar y pegar letras impresas desde el ordenador, era una opción, pero se caerían seguro cuando enrollara la cartulina. Así que, a dibujar... y con los rotus!!!.

 

He hecho primero un boceto en el ordenador tamaño cartulina con el texto en medio. He puesto cuatro A4 sobre el diseño, con la idea de imprimir el texto en varias hojas. He seleccionado una tipografía gordita, pensando en el que viene más adelante. Ah, la cartulina la tenía por casa, tengo muchas de colores porque hago fotos con ellas, así que me ha venido súper bien.

Cuando ya he decidido el tamaño de la tipografía y la posición, organizo el texto entre varios A4 para usar sólo el papel necesario. También quito el relleno de las letras y las dejo sólo con contorno para no malgastar tinta.

Y llega el momento de armarte de paciencia, de ponerte algo en la tele para escuchar de fondo y ponerte a recortar letras. La idea es usarlas de plantilla, para conseguir la misma fuente y que quede el texto centrado como en el boceto. Fundamental, hacer líneas para no torcerte y saber cómo colocar la base de cada letra.

La razón de elegir una tipografía gordita, era porque para recortar las letras una por una, iba a facilitar mucho la labor.

 

TRUCO, no hace falta cortar todas las letras, si ya hay una "A" cortada, por ejemplo, la uso como plantilla para todas las "A" que haya en el texto. Por eso hay letras que no están del todo recortadas.

 

El texto en sí, quedaba muy pobre, y le he añadido más elementos para llenar más la superficie del mural.

Este es el aspecto final de la pancarta casera, que seguro le encantará a la cumpleañera, pues es una mini fiesta sorpresa que le preparan en su casa y en estos días, cosas así, nos hacen mucha ilusión. Me ha hecho recordar los murales que teníamos que hacer en el cole cuando hacíamos trabajos en grupo!!!

Contacta 679773147

LogoStock