NAMING MAL ELEGIDO: El nombre de tu marca puede ser la risa

Hoy hoy voy a hablar un poquito del "naming" que es la actividad de buscar un nombre a una marca o al de una empresa, también se le llama "nomilogía", pero es más divertido llamarle naming, el inglés siempre gana más a nuestros oídos!!! 

 

Os voy a mostrar unos pasos para que sepáis por donde ir a la hora de elegir un nombre para vuestra empresa o marca, porque aunque no lo creáis, es una actividad muy costosa de realizar, puesto que hay que esforzarse mucho y asegurarse que no falle en según que sectores. Elegir un mal nombre puede condenar la marca al fracaso, pero también puede llegar a situarla en una posición privilegiada si ésta decisión es la buena.

 

Sigue estos conceptos:

  • Que sea corto y fácil de recordar. Para aumentar la posibilidad de recuerdo. Si es largo te la juegas a que la gente se olvide en unos segundos de tu nombre.
  • Que sea original y creativo. Destaca de tu competencia, quítatelos de encima! No busques nombres que se parezcan mucho a otros que ya existen o que realicen la misma actividad que tú. Por ejemplo, si tienes una carpintería no la llames Carpintería José Luis, porque en realidad no te distingues de la competencia y menos aún, destacas.
  • Que sea creíble. Si la actividad de la empresa se extiende a otras categorías distintas a la original, que tengan sentido. Por ejemplo, la marca Gas Natural, resulta que también da servicio de luz. Gas Natural vs Electricidad??
  • Considerar los significados en otros idiomas. Aquel nombre que suena estupendamente, en otro idioma puede ser la risa total, malsonante e inapropiado.
  • Que sea eufónico. Es decir, que suene bien a nuestros oído cuando lo pronunciamos.

A continuación os propongo un listado de pasos a seguir para lograr ese nombre que buscáis:

  • Conocer la actividad de la empresa. Ten muy en mente a qué se dedica, qué público pretende captar, qué valores ofrece a diferencia de la competencia.
  • Cotillea a la competencia. Date una vuelta por la red y averigua qué nombres usan las empresas que hacen lo mismo que tú.
  • Haz una lista de vocabulario de cosas concretas sobre tu negocio. Por ejemplo, si buscas un nombre para una panadería tendrías que hacer un listado así: pan, panaderos, tierno, olor, artesano, reciente, fresco... después añades sinónimos, raíces, prefijos, sufijos...
  • Has probatinas creativas. Crea o compone uniendo 2 palabras de 2 idiomas (en mi caso PizpiretArts viene de "pizpireta" y "arte" en inglés).
  • Asegúrate de los dominios. Puede darse el caso de encontrar un nombre genial y que el dominio ya esté ocupado!!! Asegúrate antes de pensar que ya lo tienes.
  • Lluvia de ideas!. Cuando ya tengas varios nombres candidatos para tu marca, apunta las palabras que has empleado del primer listado y que han dado lugar a crear ese candidato. De esta manera podrás elegir el nombre definitivo con la composición que consideres que más se acercan o ajustan a los objetivos que ofrece la compañía.
  • Último paso. Con los nombres que han resultado de la lluvia de ideas (Brainstorming), los volveremos a someter a un nuevo filtro que contemplen estos aspectos: que sea fácil de leer, de pronunciar, de recordar, de memorizar, que sea notorio...

Os dejo unos ejemplos de una muy mala selección de nombres para tu marca, pero que os echaréis unas risas FIJO:

Escribir comentario

Comentarios: 0
contacta 679773147
Recomendado en bodas.net
LogoStock