6 TIPOS DE CLIENTES QUE NO NECESITAS

Como freelancer o autónomo, seguro que te has encontrado con varios tipos clientes. Puedes tener la buenísima suerte de que la mayoría de ellos sean gente amable, valore tu trabajo, que comprenda los límites de lo que piden, que entiendan que los milagros no son posibles... Pero por otro, te habrás topado con otro tipo de cliente, el cuál llegarás incluso a plantearte el dejar el maravillo mundo del autónomo. Días interminables, proyectos sin fin, situaciones agobiantes...

 

Si eres de los que tienen clientes de "los malos", no te preocupes, aquí te planteo 6 pistas para detectarlos y evitar que tu trabajo feliz y libre, sea una agonía proyecto tras proyecto:

 

1. Los que te hacen perder el tiempo.

No olvides, que desde que eres autónomo, TU TIEMPO VALE DINERO. Esos clientes que te piden mil cambios y que dedicas más tiempo de lo debido a un proyecto, hacen que seas POCO PRODUCTIVO. Recuerda que el día tiene muy pocas horas para un individuo que trabaja por su cuenta (los autónomos sabemos cuándo empezamos a trabajar, pero NUNCA cuándo vamos a terminar) y no puedes estar siendo interrumpido tantas veces para algo que incluso podría ser un proyecto con el que tampoco ibas a ganar mucho desde el principio.

 

2. Los que te consumen por dentro...
La energía, la felicidad, la independencia del freelancer es algo que te anima a hacer tu trabajo ¡eres libre y haces algo que te encanta!. Existen clientes que consiguen literalmente DESESPERARTE. Son esos que no se comunican contigo, no quieren colaborar y encima son muy negativos con el resultado de tus proyectos. Si no ayudan, no colaboran, no se expresan... no podemos entenderles! Odio la expresión de "NO LO ACABO DE VER".


3. Los que te racanean tus tarifas.

Son esos clientes que están constantemente pidiendo que les bajes el precio de todo lo que ofreces. Que sepas, que son personas que NO VALORAN LO QUE HACES. Piensan que esto es amor al arte o algo así, no se si es porque te ven dibujando y para ellos eso es "pintar" como hacen en la guardería. Está muy bien hacer descuentos, pero HAZLOS A QUIEN DEBAS y sobretodo, PONTE UN LÍMITE.


4. Los dudosos que jamás compran.

Ahí tenemos a esos que te tantean, te piden alguna propuesta y finalmente... no te compran nada. Ojo con estos, que está muy bien comparar precios para ver el mercado, pero son muy listos. Te cogen ideas y luego se van con ellas!!


5. Los que sólo critican.

Esos que siempre quedan insatisfechos y ya puedes hacer monerías para complacerlos. Lo criticarían incluso si lo hicieras gratis!!. Vale que hay que aceptar las críticas por parte de ellos hacia tu trabajo, en realidad es para ellos, pagan ellos y les tiene que encantar, pero los hay que se lo inventan, buscan la excusa para echarte todo atrás!. Incluso haciendo exactamente lo que ellos te piden (pareciéndote un trabajo penoso y siempre negarás haberlo hecho), le encuentran el detallito que hace que tú explotes. 


6. Los que tardan en pagar.

Es la parte más lamentable del pobre autónomo. Tú cumples con la fecha de entrega y ell@s... ¿ell@s qué?. Esta situación es horrible, te genera un gran problemón en la fluidez de tu negocio día a día, pero tanto laboral, como personal. TAMBIÉN TENEMOS GASTOS DE EMPRESA y tienen fecha fija.


Así que querid@ compañer@ aventurer@ que te lanzaste a la piscina para hacer algo que a parte de encantarte, te da de comer, aléjate de esta gente tóxica y estate atent@!!



Escribir comentario

Comentarios: 0
contacta 679773147
Recomendado en bodas.net
LogoStock